CAMINO OLVIDADO

La recuperación de los orígenes

Desde que el Rey astur Alfonso II el Casto, actuase como el primer peregrino en ir a venerar el sepulcro del Apóstol Santiago -realizando la ruta que conocemos hoy como Camino Primitivo-, allá por el siglo IX, son varias las rutas que se fueron trazando desde distintan partes de la Península condicionadas en parte por los acontecimientos históricos.

El Camino Olvidado fue una de las primeras en aparecer, entre los siglos IX y XII, dentro de un contexto histórico en el que gran parte península estaba dominada por los musulmanes. Asturias era de los pocos reinos cristianos por aquel entonces siendo la ruta costera y primitiva las más utilizadas por los peregrinos europeos, muchos de ellos arribando en barco a las costas cántabras.

Poco a poco, la reconquista permite ampliar fronteras hasta la vertiente sur de la cordillera cantábrica, donde se comienza a abrir otra ruta de peregrinación algo más directa, menos dificultosa y un poco más segura. La llamaron "El Camino de la Montaña" y se usó durante muchos años y con bastante frecuencia. Pero una vez expulsados los musulmanes, los reyes impulsaron un nuevo itinerario -el Camino Francés- más al sur y asequible tanto para peregrinos como para el comercio. Tal fue su éxito, que relegó al Camino de la Montaña prácticamente al olvido.


Montes de la Peña


No obstante, hoy día, gracias a las distintas Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago se ha ido recuperando esta travesía llena de bellos entornos y un rico patrimonio cultural y artístico.

Nosotros nos atrevemos a recorrerla en bicicleta, por su trazado bastante bien señalizado aunque recomendamos llevar los tracks de las etapas para evitar despistes. Para este viaje hemos alquilado las bicicletas a los amigos de Bicigrino, que se han portado con nosotros estupendamente dándonos todas las facilidades para poder llevar esta empresa a cabo. Una vez que hemos acabado la hazaña podemos decir que las bicicletas y todos sus accesorios son perfectos para este camino.

Si necesítáis más información al respecto os dejamos el enlace d su Web: BICIGRINO: ALQUILER de BICICLETAS

Sucede que en este camino hemos encontrado algunos tramos sin limpiar cuya maleza esconde algunas señales, pero no es un "mal menor" que hemos solucionado siempre con rapidez. En bici es más sencillo pasar desapercibidas algunas señales.

También hemos advertido que es una ruta joven en infraestructuras que le ha dado cierto aire de aventura e improvisación a nuestro viaje. Hay pocos albergues, pero existen otras alternativas como pensiones, casas rurales u hostales con variedad de precios.

En la página de https://caminoolvidado.com/ podéis encontrar información muy valiosa de la mano de José Antonio Cuñarro, autor también de la guía del Camino de San Salvador.

Nosotros aportamos nuestro granito de arena con fotos y vídeos de nuestra experiencia para que os hagáis una idea de lo increíble que es esta ruta. Buen Camino!



Follow Us