CAMINO DE SANTIAGO

Descubrir Peregrinando...

El Camino de Santiago es una de las rutas de peregrinación europeas más importantes cuyo objetivo es llegar a la Caredral de Santiago de Compostela para visitar la tumba del Apóstol.

Son numerosos los caminos que los peregrinos han ido forjando a lo largo de los siglos por toda la península para llegar al ansiado destino. Gracias a ellos, hoy día nosotros podemos disfrutar del valor cultural, artísitico, espiritual y paisajísitico que se enmarca dentro de cada una de las travesías.

Desde el año 2012 llevamos recorriendo sus diferentes itinerarios alternando el modo de llevarlos a cabo. Para aquellos que implican una mayor distancia en kilómetros decidimos afrontarlos por medio del cicloturismo. Los días disponibles nos impiden acometerlos a pie lo que hace de la bicicleta una buena forma de viajar. Además, es uno de los medios de transporte permitidos para poder obtener la Compostela.

Hasta la fecha hemos realizado cuatros caminos en bicicleta siendo el Camino del Norte - Primitivo uno de los más exigentes en cuanto a perfil, aunque también hay que decir que es de los más bonitos a nuestro parecer, paisajísticamente hablando.

El menos exigente en perfil es el Camino Portugués aunque tiene tramos muy incómodos de asfalto con tráfico y otros de adoquinado. Al final, los bonitos rincones, las pintorescas localidades y la variante costera compensan el esfuerzo.

La Vía de la Plata - Sanabrés lo calificamos de solemne, debido a la gran cantidad de kilómetros que pasamos en solitario entre dehesas, grandes extensiones de viñedos y cereal, bellos senderos emboscados y algunos tramos de montaña.

Por último, el Camino Francés, el más popular y transitado, también cargado de contrastes y puntos llenos de significado señalados en el mapa: la Virgen de Biakorri, la Cruz de Ferro, O Cebreiro, Monte do Gozo…

Por su parte, los caminos de menor distancia los realizamos a pie con la práctica del senderismo. Incluimos aquí el Camino Lebaniego por coincidir su trazado con el del Norte y el Vadiniense.

El Lebaniego es el que más nos ha cautivado por su paisaje y naturaleza desbordante, aunque el Camino de San Salvador no se queda atrás con el entorno del Puerto de Pajares.

El Camino de Invierno es el que más nos ha sorprendido por la valerosa e inesperada variedad que aporta su itinerario, desconocido hasta ahora por multitud de peregrinos.

Finalmente, el Camino Inglés, que se arrima de inicio a varias rías para luego ofrecernos el agradable paisaje rural gallego.

Todos los caminos poseen un fantástico patrimonio artístico y monumental de valor incalculable.

Desde luego, el Camino de Santiago es una excusa de peso para seguir descubriendo nuestra geografía.


Follow Us