9 SALAMANCA – ZAMORA
Vía de la Plata - Sanabrés De interés...

9 SALAMANCA – ZAMORA

El camino nos lleva por extensas parcelas de cultivos de cereal y una pista paralela a la autovía hasta llegar a El Cubo de la Tierra y el Vino, donde tenemos una acogedora aunque breve estancia y somos partícipes de la elegancia de un caballo pura sangre árabe. Después, los caminos agrícolas y el asfalto nos llevarán a la bella Zamora, ciudad a la que lamentablemente no dedicamos mucho tiempo.

 


 

 

Playa Mayor de Salamanca
Playa Mayor de Salamanca

A pesar de empezar a notar el esfuerzo de los kilómetros acumulados en el ecuador de este camino, nada nos impide seguir adelante con nuestro propósito. Salamanca se despierta en calma, y la luna, todavía radiante, vaticina otro día cargado de experiencias.

 

 

Llegamos a la primera localidad por cómodas pistas de tierra. En Aldeaseca de la Armuña, antiguo lugar de veraneo del clero salmantino, considerado hoy día una ciudad dormitorio, se encuentra la Iglesia de la Santa Cruz construida en el siglo XVI.

 

 

Los caminos agrícolas se suceden a medida que avanzamos y el calor, hasta el momento, nos estaba dando una pequeña tregua.

 

 


La siguiente población es Castellanos de Villiquera, cuya Iglesia de San Juan Bautista de los siglos XVI y XVII contiene, en su torre, un reloj solar construido en 1704.

Iglesia de San Juan Bautista
Iglesia de San Juan Bautista

 

Continuamos por pistas rurales donde abunda el cultivo de cereal, y que son frecuentadas por compañeros ciclistas que nos animan a seguir disfrutando de nuestra hazaña. En concreto, nos cruza un grupo que se estaba entrenando para afrontar otra interesante ruta en la que rodar, la Ribeira Sacra, donde predominan los monasterios medievales y paisajes espectaculares como los Cañones del Sil.

 

En Calzada de Valdunciel, contemplamos la Iglesia de Santa Elena del siglo VXI que contiene algunos restos románicos. También, utilizamos restos, catalogados la mayoría como miliarios, para ayudarnos a sacar una fotografía.

 

Iglesia de Santa Elena
Iglesia de Santa Elena
Fragmentos de Miliarios
Fragmentos de Miliarios

En los siguientes 20 kilómetros rodaremos, en su mayoría, por una pista de gravilla que va paralela a la autovía A-66. No existe en este tramo ninguna población intermedia hasta llegar a El Cubo de la Tierra y el Vino, nuestra próxima parada, por lo que conviene hacerse con suministros previamente en caso de necesidad.

 

 

El Cubo de la Tierra y el Vino, para nosotros un oasis gracias a su Albergue Torre de Sabre donde Filiberto y Loli nos hicieron pasar una cálida y acogedora estancia en el poco tiempo que estuvimos con ellos. Filiberto nos presentó a Moha Hassan, un caballo pura raza árabe cargada de elegancia con la que pretendía realizar la via de la plata. Pocos meses después, nos enteramos que pudo cumplir su gesta y gracias a ella, los peregrinos a caballo pueden tener a su disposición una ruta ecuestre por la vía de la plata.

 

Lo dicho, no hay más que oírnos para darse cuenta las buenas sensaciones que nos reportó el albergue Torre de Sabre.

 

 

Por su parte, el calor que antes nos respetaba, empezó a hacer acto de presencia. Menos mal que en el camino podemos encontrar formas de combatirlo.

 

El camino nos dirige a Villanueva del Campeán, el único pueblo que encontraremos antes de llegar a Zamora. En el trayecto, algunos tramos con arena nos ralentizan la marcha, pero por suerte es poca distacia que salvamos a pie y pronto podemos disfrutar de los miliarios modernos que hay en las cercanías de la localidad.

 

 

Aunque el perfil es descendente, todavía queda sortear algún que otro repecho. En la cima de uno de ellos, ya se adivina en la lejanía la bella ciudad de Zamora.

 

Muy cerca de Zamora encontramos el monumento a las tres culturas, cuyo propósito es la meditación espiritual del peregrino y que se ve acompañado con su simbólico Pozo de las Promesas .

 

 

Llegando a Zamora
Llegando a Zamora

 

Por fin, entramos en Zamora bordeando el río Duero, donde todavía se adivinan los restos del puente medieval viejo y un poco más adelante, el puente de piedra, del siglo XII. Debido a las horas de llegada y a que ya conocíamos la localidad, apenas pudimos disfrutar en esta ocasión de la ciudad de referencia de la arquitectura románica, en la que destaca su Catedral de San Salvador de los siglos XII y XIII.

 

 

Nos espera la siguiente etapa, donde nos despedimos de la Vía de la Plata y comienza nuestro Camino Sanabrés.

 

Catedral de Zamora y Río Duero
Catedral de Zamora y Río Duero

 

 

 

 

 

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media basada en las valoraciones de los usuarios

  • Excelente
    1
  • Muy bueno
    0
  • Aceptable
    0
  • Pobre
    0
  • Terrible
    0

De interés...

LEAVE A COMMENT

Follow Us