2 ORIO – ZIORTZA BEITIA
Camino del Norte - Primitivo Trips

2 ORIO – ZIORTZA BEITIA

Intensa etapa en cuanto al número de localizaciones que atravesamos – Zarautz, Zumaia, Getaria, Deba, Mutriku, Ondarroa, entre otras- en la que combinamos costa y monte afrontando cuatro trechos de subidas que, aunque cortas, ponen a prueba nuestras piernas. Tomamos algunas variantes por carretera para evitar cierto trazado complicado para bicicletas, pero vayamos por donde vayamos solo encontramos vitalidad y belleza. La falta de alojamiento nos obligó a prolongar un poco más la etapa, pero mereció la pena..

 


Ocho de la mañana. En el Albergue de Orio empezamos bien el día con un buen desayuno entre compañeros bicigrinos.
 
Con la amable hospitalera del Albergue de Orio
Con la amable hospitalera del Albergue de Orio

Dejamos el albergue y atravesamos la población, en la que avistamos la Iglesia de San Nicolás de Bari, de estilo barroco terminada en el siglo XVII.
 

 
El camino cruza un puente sobre el río Oria y circulamos unos cientos de metros por una carretera en paralelo a él hasta tomar una carretera local que nos hace imprimir los primeros esfuerzos del día.
 
Puente sobre el Río Oria
Puente sobre el Río Oria

Esta vía asciende hasta el Alto de Talaimendi, un corto pero exigente ascenso que tiene un tramo en el que circulamos entre un mar de viñedos. Desde arriba, este detalle se aprecia mucho mejor.
 

 
Poco después, realizamos el descenso hacia Zarautz donde no podemos evitar detenernos para contemplar el paisaje que se va descubriendo. Desde aquí se divisa el campo de golf, la ciudad de Zarautz y su playa. Al fondo la ciudad de Getaria a la que tendremos que llegar posteriormente.
 
Vistas a Zarautz
Bajamos a Zarautz y reparamos en el Convento de los Padres Franciscanos, fundado en el año 1610 y cuenta en su interior con una importante biblioteca. A lo largo de su historia ha sufrido numerosas reformas, algunas relativamente recientes como la actual fachada. Han sido tantos los estilos empleados en su construcción que sería difícil catalogarlo en uno.
 
 
Reanudamos la marcha salvando la playa por el paseo marítimo.
 
Playa de Zarautz
Playa de Zarautz

Como curiosidad, decir que esta playa fue motivo de escenas pictóricas de ocio veraniego en algunos cuadros del pintor Joaquín Sorolla a principios del siglo XX.

El siguiente destino nos conduce hasta Getaria, pero por recomendaciones lo afrontamos por el paseo costero. Esta opción no le quita belleza al entorno y no son pocos los que lo aprovechan para realizar sus producciones audiovisuales.
 

 
El paseo costero es en realidad para peatones pero dada la peligrosidad de la frecuentada carretera decidimos tomarlo, teniendo especial cuidado con los viandantes.
Entramos en Getaria y lo primero que nos recibe es su Playa de Malkorbe de 420 metros de longitud. Junto a ella vemos el puerto deportivo y al fondo el Monte San Antón más conocido como el Ratón de Getaria por su curiosa forma, y que hasta el siglo XVI fue una isla, hoy unida artificialmente a la localidad.
 
 
Getaria, es la ciudad natal del marino Juan Sebastián Elcano, el primer navegante que dio la vuelta al mundo y fruto de ello es este monumento conmemorativo a su figura, construido en 1922 en estilo Art Déco.
 
 
Pronto iniciaríamos otro ascenso con algunas cuestas de armas tomar.
 
 
El trayecto se dirige a la pequeña población de Askizu, ubicada en un alto y de la que algunos dicen fue el origen de la actual Getaria. La verdad es que viendo el cuestón que se nos avecinaba eso era lo último que nos preocupaba.

En la urbe se sitúa la Iglesia de San Martín de Tours del año 1526, una de las primeras construcciones góticas de Guipúzcoa.
 

Iglesia de San Martín de Tours
Iglesia de San Martín de Tours

Superado el segundo ascenso importante del día comenzamos un agradable descenso en el que volvemos a tener vistas a la costa y a la siguiente población, Zumaia.

Es excitante ir avanzado sabiendo que tarde o temprano el camino te vuelve a sorprender abriéndote nuevas ventanas hacia paisajes admirables. En otro alto en el camino, disfrutamos de todo el enclave que conforman la Playa de Santiago y la localidad de Zumaia.
 

 
Entramos en la localidad por el astillero cruzando el río Urola. Este no es el único río que veremos hoy cuyas aguas son aprovechadas por los más jóvenes para el disfrute.
Como monumento característico destacamos la Iglesia de San Pedro, un edificio gótico del siglo XIII cuya torre alcanza los 34 metros de altitud. Quizá por su aspecto pudo ser utilizado en el pasado como fortaleza.
 
 
Una vez conseguido el preciado sello, proseguimos la ruta tomando una carretera local. Este tramo será el tercer plato fuerte del día. De nuevo, volvemos a pedalear ganando altura, la orografía de este litoral así lo exige, pasamos de la costa al monte en cuestión de pocos metros.

Todos los matices de verdes se concentran en aquellos parajes salvo alguna licencia del rojo de los tejados de los caseríos.
 

 
La carretera local nos lleva a Elorriaga, pero hay otra opción por camino que es la que tomamos nosotros. Aquí, encontramos la Ermita de San Sebastián, que se puede definir de estilo gótico rural.
 
Camino a Elorriaga
Camino a Elorriaga

Abandonamos Elorriaga y no tardamos mucho en conectar con la carretera N-634, por la que transitamos unos cientos de metros hasta volver a coger un camino rural en el que advertimos la presencia de numerosos peregrinos. Esta senda, aunque es hermosa, se las trae, sobre todo por su tramo final antes de llegar a la población de Itziar, con una dura pendiente tanto para viandantes como para ciclistas.
Aquí destaca sobre todo la Iglesia de Santa María, reformada en el siglo XVI en estilo renacentista aunque sus orígenes datan del Siglo VIII. En su retablo plateresco se ubica la Virgen de Itziar, del siglo XIII, una de las más antiguas y bellas de Guipúzcoa, y muy venerada por los marinenos vascos.
 

 
El siguiente destino será Deba que, salvo un pequeño ascenso de inicio, el resto es prácticamente cuesta abajo.
 
Vistas de la costa
Vistas de la costa

El día había tenido rachas de amenaza de lluvia y antes de llegar a Deba ya no pudo más y se desahogó un poco.

En Deba, para acceder al centro de la urbe lo mejor es tomar los dos ascensores, lugar hacia donde nos dirigen las flechas amarillas.
 

 
El casco histórico de Deba alberga una de las iglesias más solemnes de Gipúzcoa. La Iglesia de Santa María es una joya gótica construida sobre un templo anterior al siglo XIV. Destaca sobre todo , su portada policromada adornada con figuras de los doce apóstoles y escenas que representan la vida de la Virgen María. Esta Iglesia está declarada como Monumento Nacional.
 
Deba
Deba

A partir de aquí tomamos la carretera del litoral para afrontar los siguientes kilómetros. La dureza del terreno por el camino oficial sumada a la amenazante climatología nos hace tomar precauciones y decidimos hacer del asfalto nuestro aliado, a pesar del intenso tráfico. No osbtante, las localizaciones por las que pasamos también merecen toda la atención.
 

 
La primera población que encontramos a nuestro paso es Mutriku, un pueblo pesquero con uno de los puertos más antiguos de Guipúzcoa y cuyos marineros antiguamente se dedicaban a la caza de ballena.
 
Mutriku
Mutriku

Entre sus monumentos destacamos la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de estilo neoclásica construida entre los siglos XVIII y XIX.

Muy cerca de allí y como parte característica del entorno se ubican los acantilados de Saturraran con su playa del mismo nombre y que forma parte del conjunto conocido como “Siete Playas”. También aquí, nos situamos en la zona limítrofe que separa Guipúzcoa de Bizkaia y desde donde ya puede verse la siguiente población: Ondarroa.
 

 
Esta población, construida entre unos acantilados nos recibe con su pequeña Playa de Arrigorri. El Puente de Itsasaurre que da acceso al puerto fue construido por Santiago Calatrava y como podemos observar también es objeto de diversión por parte de la juventud.

Uno de los monumentos más importante es la Iglesia de Andra Mari, de estilo gótico construida en el siglo XV.

Las casas de este precioso pueblo asoman al rio Artibai en el que se mezcla la vida tranquila marinera con construcciones medievales, como el Puente de Zubizarra, cuyos orígenes son románicos.
 

 
A partir de Ondarroa, abandonamos la carretera del litoral costero y nos dirigimos tierra adentro hacia Markina-Xemein por un perfil mucho más asequible que por el camino oficial.

Por suerte, en el trayecto, encontramos parajes que rompen con la monotonía de la carretera.

Quedarnos a dormir en Markina fue harto imposible, así que tuvimos que alargar la etapa 7,5 kilómetros más para llegar al Albergue de Ziortza Beitia. El único inconveniente es que casi todos los kilómetros eran cuesta arriba, y la tarde estaba cayendo.
Debido a la pérdida progresiva de luz teníamos que evitar riesgos innecesarios en carretera, así que decidimos tomar el tramo del camino oficial, decisión de la cual nos alegramos ya que volvíamos a disfrutar de bellos senderos, aunque esto no fuese la mejor forma de aligerar el paso.
 

 
El trayecto nos conducirá por las poblaciones de Iruzubieta y Bolíbar.

Aunque cansados, la lindeza del terreno merecía un último esfuerzo.

Bolíbar es la población de los antepasados de Simón Bolívar, figura destacada de la emancipación americana frente al imperio español. Entre sus monumentos destaca la Iglesia de Santo Tomás, construida entre los siglos XVII y XVIII.
 

Iglesia de Santo Tomás
Iglesia de Santo Tomás

Es la cuarta y última subida del día, que afrontamos por carretera ya que el camino oficial lo hace por un tramo empedrado.

En una de las curvas atisbamos el Monasterio de Zenarruza, que visitaremos en la etapa siguiente ya que el día no da para más. Un poco antes del Monasterio llegamos a nuestro destino, el Albergue de Ziortza Beitia situado en un bonito y tranquilo entorno rural situado a pie de la montaña que hará de nuestra estancia toda una delicia.
Un día largo y duro, pero por el que brindamos gustosamente.

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media basada en las valoraciones de los usuarios

  • Excelente
    0
  • Muy bueno
    0
  • Aceptable
    0
  • Pobre
    0
  • Terrible
    0

LEAVE A COMMENT

Follow Us