15 PAZOS – SILLEDA
Vía de la Plata - Sanabrés Trips

15 PAZOS – SILLEDA

Penúltima etapa de nuestro periplo Vía de la Plata – Sanabrés marcada por la lluvia que nos impide el llegar a Santiago de Compostela. No obstante, esta inclemencia no nos frena el difrute de las experiencias que se van sucediendo, como el recibimiento de dos regalos sorpresa y la contemplación del Monasterio de Santa María la Real, en Oseira. Calados hasta los huesos decidimos hacer noche en Silleda.

 


 
 
El día se despierta pasado por agua y para ir haciendo tiempo a ver si mejora la mañana, os enseñamos un poco la alternativa de alojamiento que elegimos en Pazos antes de llegar a Cea.
 

Alojamiento de Pazos
Alojamiento de Pazos

 
Salimos de Pazos y enlazamos de nuevo con el camino original a través de una hermosa senda emboscada en la que es difícil no detenerse para sacar alguna que otra foto.
 

 
La senda desemboca en Casasnovas y poco después el trayecto toma rumbo a Cea.
 
Si hay algo que destaca al pueblo de Cea, es su famoso pan Moreno, cuya elaboración sigue rígidamente un proceso secreto que se pasa de padres a hijos a lo largo de las generaciones. Tuvimos la suerte de dar con un panadero que nos llevó a uno de los numerosos hornos de pan de la localidad, donde se acababan de producir varias piezas de este preciado alimento. Una de ellas fue para nosotros en forma de regalo gracias a estos amables panaderos.
 
En la Plaza Mayor del pueblo encontramos la Torre do Reloxo, de estilo necoclásico construida en piedra entre los años 1926 y 1928. La torre consta de cuatro caras con un reloj en cada una de ellas.
 
 

Pan Moreno de Cea
Pan Moreno de Cea

 
Abandonamos Cea y, como en otras ocasiones, se plantean dos variantes. La que nosotros seguimos va dirección a Oseira, que aunque es algo más larga, merece la pena debido al Monasterio que hay en esta localidad.

Para llegar hasta allí circulamos tanto por pistas de tierra como de asfalto, ambas mojadas u encharcadas por las lluvias que se sucedían de forma intermitente. De momento, estas no presentaban un gran inconveniente para nuetro progreso entre las aldeas que se abren a nuestro paso.
 

 

 
En A ventela, se encuentra la Parroquia de Nuestra Señora de A Ventela que antiguamente perteneció a la Abadía de Oseira y que alberga en su interior un retablo del siglo XVIII.
 
 
Pocos metros después llegamos a Oseira, y a medida que avanzamos evemos cómo se va a descubriendo de inicio el ponderado aspecto de su hospedería, el cual está regentado, al igual que el monasterio por los monjes de la orden cisterciense. Dicen que hacer noche en este precioso enclave está lleno de paz y misterio.
 
 

Monasterio de Oseira
Monasterio de Oseira

Ya en el interior del complejo descubrimos el monumental Monasterio cisterciense de Santa María la Real, al que algunos denominan como el “Escorial Gallego”. El conjunto arquitectónico lo conforman una iglesia románica construida entre los siglos XII y XIII, tres claustros de distintas épocas y estilos y una sala capitular del siglo XV, de estilo tardogótico. En el siglo XVI se reformó la fachada principal en estilo renacentista.
 

 
Al igual que en Cea nos regalaron el Pan, aquí el hermano mayor del Monasterio nos regaló unos retratos de Jesús hechos de cosecha propia pintados en tablilla. Parecía que en el ambiente se respiraba que era el cumpleaños de mi compañera.
 
 
Abandonamos Oseira y decidimos, ante la posibilidad de encontrar los senderos embarrados, afrontar por asfalto varios ascensos exgentes hasta el Alto de San Martiño. En el trayecto, pasamos de la provincia de Ourense a la de Pontevedra.
 
 
Tras el fuerte chaparrón caído a la hora del almuerzo, no tenemos otro remedio que tomar la carretera para solventar el descenso hasta Lalín. Fueron más de 20 kilómetros estresantes entre la lluvia y el tráfico que no nos aportaron nada gratificante. Finalmente, ante una nueva tregua de la lluvia, volvemos a disfrutar de los placeres del camino.
 
 
Entre las joyas que atravesamos destaca el Puente de Taboada sobre el río Deza, de origen románico construido en el año 912 y que pertenecía al camino real que unía Santiago con Ourense.
 
 

Puente Taboada
Puente Taboada

 
Poco después, nos topamos con la Iglesia románica de Santiago el Mayor de Taboada, construida a principios del siglo XIII.
 

 

Talla de Santiago
Talla de Santiago

 
Sin mucho tiempo para más y con el cuerpo calado hasta las pestañas llegamos a Silleda, nuestro destino de hoy. Mañana por fin entraríamos en Santiago.

 

 

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media basada en las valoraciones de los usuarios

  • Excelente
    0
  • Muy bueno
    0
  • Aceptable
    0
  • Pobre
    0
  • Terrible
    0

LEAVE A COMMENT

Follow Us