10 ZAMORA – TÁBARA
Vía de la Plata - Sanabrés Trips

10 ZAMORA – TÁBARA

Iniciamos la etapa por desolados campos de cereal que nos llevan al Embalse del Ricobayo. Algún que otro despiste y las obras de la autopista plantean obstáculos que salvamos con paciencia. En Granja de Moreruela termina nuestra Vía de la Plata y comienza nuestro Camino Sanabrés con algún apuro debido a las altas temperaturas.

 

 
 
 

Saliendo de Zamora
Saliendo de Zamora

 
Dejamos atrás Zamora entre pistas con gran actividad rural. El primer pueblo a nuestro paso es Roales del Pan, y aquí, para limpiar un poco nuestra conciencia por no haber sellado en Zamora, lo hacemos en su ayuntamiento. Junto al mismo, encontramos la Iglesia de la Asunción, originaria del siglo XVI. Muy cerca también se nos aparece un Crucero.

 

 

De nuevo, el paisaje se viste de parcelas llena de cultivos de cereal que atravesamos por prolongadas rectas que no presentan dificultad alguna y que van en paralelo a la carretera N-630. El accesible terreno era propicio para ir intercambiando impresiones del camino recorrido hasta ahora.

 

 

Llegamos a Montamarta, y entre su patrimonio destacamos por un lado la Iglesia de San Miguel Arcángel, de estilo renacentista que esconde en su interior una pila bautismal románica del siglo XII.

 

Iglesia de San Miguel Arcángel
Iglesia de San Miguel Arcángel

 

 

Por otro lado, encontramos la Ermita del Castillo que conserva de su construcción inicial el muro norte de estilo románico. El resto es de estilo renacentista.

 

Ermita de la Virgen del Castillo
Ermita de la Virgen del Castillo

 

 
En este punto, el camino se corta por una de las colas del Embalse del Ricobayo, que salvamos por un concurrido puente de la la N-630. Al otro lado de la orilla contemplamos Montamarta y cómo estas aguas son frecuentadas todos los años por un gran número de aves.

Las pistas de tierra vuelven a guiarnos, pero en esta ocasión, parece que no estamos muy atentos a la señalización y sufrimos varios despistes antes de llegar al Embalse del Ricobayo. Del mismo modo, las obras de la autovía Zamora-Benavente que había en esos momentos, nos lo pusieron más difícil todavía con sus desviaciones del camino.

En este intervalo de incertidumbres pasamos de largo las poblaciones de Fontanillas de Castro y Riego del Camino. Suponemos que a día de hoy, las obras de la autovía ya habrán acabado y por consiguiente, se habrá podido establecer una alternativa decente.
 

 
Por nuestra parte, pasamos un rato incómodos, pero pronto se iría al olvido ya que Granja De Moreruela era el final de nuestra vía de la Plata y comienzo del Camino Sanabrés, hecho que nos hacía especial ilusión. En esta población hay un centro de interpretación sobre la arquitectura cisterciense, estilo que posee el Monasterio de Santa María de Moreruela (siglos XII y XIII), al que no llegamos por un nuevo despiste. También hay una Iglesia, la de San Juan, construida a mediados del siglo XIX.
 
 
Comenzamos el Camino Sanabrés y nos alegra ver cómo el paisaje cambia el cereal por la vegetación del monte mediterráneo. Al poco dimos con el río Esla. El calor estaba apretando, y el simple hecho de ver agua era como una bendición.
 
 
Cruzamos el Esla por el Puente de Quintos y a partir de aquí empezamos a vivir una pequeña pesadilla. La orientación del camino empieza a cambiar al oeste, por lo que el sol de la tarde nos daba de frente en unos tramos de rectas interminables. Esto sumado a lo irregular del terreno y a la falta de agua hizo que llegásemos exhaustos a la siguiente población.
 
 

Dura recta hacia Faramontanos
Dura recta hacia Faramontanos

 
En Faramontanos de Tábara topamos con la Iglesia de San Martín del siglo XIII. Aunque sufrió numerosas reformas postmedievales, todavía conserva una lápida románica de consagración.
 

 
Achicharrados por el sol continuamos el camino agradeciendo el cobijo de la poca sombra que frecuentaba estos parajes.
 
 
Tábara, localidad que en la antigüedad fue un importante centro monástico, es nuestra meta de hoy. Su Iglesia románica de Santa María, del siglo XII fue levantada sobre el Monasterio del siglo IX dedicado a San Salvador. Del románico conserva la torre, la portada y los muros laterales.
 
 
Nuestros primeros kilómetros del Camino Sanabrés fueron algo duros pero no impidieron el seguir teniendo las ilusiones intactas.
 

Monolito de Tábara
Monolito de Tábara

 

 
 
 

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media basada en las valoraciones de los usuarios

  • Excelente
    0
  • Muy bueno
    0
  • Aceptable
    0
  • Pobre
    0
  • Terrible
    0

LEAVE A COMMENT

Follow Us