11 El ACEBO – TRABADELO
Camino Francés Trips

11 El ACEBO – TRABADELO

Tras descansar en El Acebo realizamos el descenso hasta llegar a la capital del Bierzo, otra monumental e histórica localidad llamada Ponferrada. Continuamos el camino cruzando pequeñas localidades de la comarca hasta llegar a VillaFranca del Bierzo, otro enclave de referencia del peregrino. Finalizamos el día en Trabadelo para poder descansar ante la etapa que se nos presentaba al día siguiente.

 


 
 
Dejamos atrás El Acebo para encarar el descenso hasta Ponferrada. En este trayecto debemos extremar las precauciones debido a lo pronunciado de algunas pendientes, el trazo cerrado de algunas curvas y el tráfico, aunque este último es escaso.
 

El Acebo
El Acebo

A la altura de Riego de Ambrós vemos su Iglesia de Santa María Magdalena desde la carretera. Un templo que fue levantado en el siglo XVI.
 

 

El descenso se suaviza a la llegada a Molinaseca, donde el Santuario barroco de la Virgen de las Angustias y el templo neoclásico de San Nicolás de Bari nos dan la bienvenida.
 

Iglesia de San Nicolás de Bari (Molinaseca)
Iglesia de San Nicolás de Bari (Molinaseca)

También a destacar es el Puente románico de los peregrinos, del siglo XII, sobre el que cruzamos para atravesar el río Meruelo, en cuyas aguas puedes darte un chapuzón si la ocasión lo requiere.
 

 

Llegamos a la capital del Bierzo cruzando el Puente Mascarón. Aquí nos recibe su majestuoso Castillo Templario cuyos orígenes datan del XII. Otros puntos de interés son la Basílica de la Encina del siglo XVI que custodia a la patrona de El Bierzo, y la Torre del Reloj, del siglo XVI, que comunica la Plaza de la Encina con la Plaza Mayor donde se encuentra el Ayuntamiento.
 

 

Cinco kilómetros después de Ponferrada, hacemos una parada en Columbrianos para visitar su Iglesia de San Esteban, construida en el año 1778 y cuya espadaña tuvo que ser reconstruida en 1948 al caerle un rayo.

Mientras avanzamos por el municipio de Ponferrada, vamos alternando pequeñas localidades con campos de labranza mientras advertimos el goteo incesante de peregrinos. Tras Fuentes Nuevas, atravesamos un enclave donde el verde de los viñedos es la nota de color predominante.
Como nuestra intención es almorzar en Villafranca del Bierzo, intentamos acortar un poco el tiempo de nuestras paradas.
 

 

Poco después, entramos en Cacabelos, donde pasamos por la Ermita de San Roque (s. XV) y la Iglesia de Santa María, esta última de origen románico del siglo XII, aunque en el XVI se reedificó casi entera. En 1094 se le añadió la torre.
 

Ermita de San Roque (Cacabelos)
Ermita de San Roque (Cacabelos)
Iglesia de Santa María (Cacabelos)
Iglesia de Santa María (Cacabelos)
 

El camino continua unos kilómetros por carretera y vuelve a un tramo de tierra en el que pasamos por el estudio del escultor Arturo Nogueira. Justo después, hay una fuerte subida que preferimos hacer a pie.
 

 

Nada más llegar a Villafranca del Bierzo, nos topamos con la Iglesia de Santiago, templo románico de finales del siglo XII que tiene el poder de conceder el jubileo, ante su Puerta del Perdón, a aquellos peregrinos enfermos o imposibilitados para continuar su camino Santiago. Muy cerca, se muestra el Palacio de los Marqueses de Villafranca del siglo XVI.
Después de comer, se nos pasó por la cabeza encarar toda la subida a Ocebreiro, pero el momento de euforia pasó y decidimos acortar esta subida por la tarde para dejar su tramo final para el día siguiente.

Otro edificio de relevancia del patrimonio de VillaFranca es La Real-Colegiata de Santa María de Cluny, construida entre los siglos XVI y XVII y mezcla los estilos gótico tardío, renacentista y barroco.

Colegiata de Santa María de Cluny
Colegiata de Santa María de Cluny

La salida de VillaFranca es algo incómoda, ya que tenemos que compartir con el tráfico algunos trechos de carreretera. La situación mejora después cuando se aparta a los peregrinos a una via asfaltada separa de la carretera por un muro.
 

 

Avanzado el recorrido, llegó a nuestros oídos que la estancia en los albergues más próximos a Ocebreiro estaban abarrotados, así que decidimos quedarnos en Trabadelo.

De nuevo, descansar bien hoy era importante para afrontar la etapa del siguiente.
 

Dejando Villafranca del Bierzo
Dejando Villafranca del Bierzo

Galicia nos esperaba.

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media basada en las valoraciones de los usuarios

  • Excelente
    0
  • Muy bueno
    0
  • Aceptable
    0
  • Pobre
    0
  • Terrible
    0

LEAVE A COMMENT

Follow Us