10 S. MARTÍN del CAMINO – El ACEBO
Camino Francés Trips

10 S. MARTÍN del CAMINO – El ACEBO

Etapa de montaña con la solemne Cruz de Ferro dando paso a la belleza de El Bierzo. Antes, cruzamos por el prolongado puente de Hospital de Órbigo, la monumental e histórica Astorga y por diversas poblaciones de la zona de la comarca de la Maragatería. Finalizamos la etapa en EL Acebo, un pintoresco y hermoso pueblo en el que gozamos de un plácido descanso.

 


 
 
 
Hoy nos despertamos bien motivados! La cruz del ferro nos esperaba.

Los primeros kilómetros de la etapa los realizamos por una vía paralela a la carretera nacional que se estrecha en alguno de sus tramos. Poco después, llegamos a Hospital de Órbigo donde tenemos que cruzar el Puente del Paso Honroso, construido en el siglo XIII y cuyo nombre se debe al Caballero de Quiñones, que al no ser correspondido por una mujer, decide hacer un torneo de justas con todo aquel caballero que cruzase por el puente para librarse de su tormento.
 

Puente del Paso Honroso
Puente del Paso Honroso
 
Aunque hay varias opciones para continuar el camino, nosotros elegimos la que sigue una vía paralela a la carretera nacional. Esta elección también nos lleva hasta el Crucero de Santo Toribio, donde ya podemos divisar a lo lejos la localidad de Astorga.
En la época romana Astorga tuvo una importante relevancia como emplazamiento militar debido a su situación estratégica en la conquista del norte de hispania. Con el tiempo se desarrolló como núcleo civil siendo un enclave por el que se cruzaban numerosas calzadas porvenientes de diferentes puntos de la hispania romana.
Prueba de este desarrollo civil es la casa o Domus del siglo I que encontramos a la entrada del poblado, donde destaca el mosaico de unos pájaros.
 
 
Al igual que en León, Guadí deja aquí su huella con el sorprendente Palacio Episcopal, iniciado en el año 1889.
 
 
La Catedral, dedicada a Santa María, comenzó a construirse en el siglo XV en estilo gótico, aunque posteriormente se añadirían capillas de estilo renacentista y su fachada principal, de estilo barroco.
 
 

Catedral de Santa María (AStorga) y Palacio Episcopal
Catedral de Santa María (AStorga) y Palacio Episcopal

Salimos de Astorga y comenzamos un suave ascenso por el que vamos atravesando diferentes núcleos de población de la comarca de La Magatería. En este tramo, la sombra y las fuentes disponibles tienen poco acto de presencia, así que conviene estar provistos de agua por si el sol aprieta.
 

¿Alguna piedra vulontaria?
¿Alguna piedra vulontaria?

El Ganso sería nuestro alto en el camino para almorzar.

Reanudada la marcha, decidimos llevar una piedra en nuestras alforjas para encarar el resto de la subida a la Cruz de Ferro. De esta forma queríamos tener el gesto simbólico de intentar saber afrontar nuestras cargas de la vida cuando depositásemos las piedras bajo la cruz.

Continuamos hacia Rabanal del Camino, localidad que en la edad media fue el centro neurálgico de unos monjes templarios que tenían la misión de proteger a los peregrinos a su paso por los montes de León. Antes de llegar aparece la Ermita de la Vera Cruz, de estilo neoclásico construida en el siglo XVII. Después en la urbe, hay otra Ermita, la de San José, construida en el año 1733.
Su Iglesia de la Asunción es de origen románico, del siglo XII, aunque su notable espadaña se construyó en el siglo XVIII.
 

 
Dejamos atrás Rabanal del Camino y notamos que el ascenso empieza a endurecerse.

Tras varios tramos por sendas de tierra, decidimos que lo mejor para los ciclistas es hacer la subida por el asfalto. En el trayecto, coincidimos con un chico que en etapas anteriores había roto los radios de sus ruedas. Nos alegró saber que pudo solucionar su problema y que iba a seguir luchando por su sueño.
 

 

Pedalada a pedalada nos íbamos acercando a uno de los puntos más elevados del camino Francés situado a 1500 metros de altitud. La satisfacción del objetivo cumplido era evidente.

Nosotros cumplimos con la tradición aportando nuestras piedras y el compañero del que hablábamos antes puso uno de los radios de sus ruedas maltrechas.
 

Cruz de Ferro
Cruz de Ferro

La Cruz de Ferro, colocada por un abad de Foncebadón en el siglo XI para orientar a los peregrinos, descansa sobre un gran cúmulo de piedras que se han ido depositando a los largo de los siglos. Este simple hecho infunde al enclave un enorme respeto. También, en este entorno, se creó una Capilla en honor a Santiago.
 

 

Continuamos nuestro camino afrontando el descenso por el asfalto mientras contemplamos la belleza de los montes de el Bierzo. No hay que dejarse embaucar por las bonitas estampas que atravesamos ya que hay que estar atentos a algunas pendientes traicioneras. No obstante, hacemos una pequeña parada para fotografiar un hito destacado de este tramo, como es el refugio de Manjarín.
 

 

Decidimos quedarnos en El Acebo, el primer pueblo de El Bierzo, precioso por su pintoresca arquitectura rural que casi nos hacía trasladarnos a la época medieval.
 

 

Culminar la etapa de hoy con estupendas sensaciones merecía un premio y no fue otro que disfrutar de esta fantástica buardilla con magníficas vistas.
 

El Acebo
El Acebo

Después de cenar, a dormir, no sin antes deleitarnos por lo enigmático de El Acebo nocturno.
 


 

¿Qué te ha parecido?

Puntuación media basada en las valoraciones de los usuarios

  • Excelente
    0
  • Muy bueno
    0
  • Aceptable
    0
  • Pobre
    0
  • Terrible
    0

LEAVE A COMMENT

Follow Us