CAMINO DEL NORTE DESDE VILLAVICIOSA

CAMINO del NORTE desde VILLAVICIOSA

Capilla de Santo Alberte
Capilla de Santo Alberte
 

De la Rasa Asturiana a los Valles Gallegos

Continuamos el Camino del Norte que dejamos en Villaviciosa  hace varios años, cuando lo hicimos en bicicleta para desviarnos en esta localidad hacia Oviedo y enlazar así con el Camino Primitivo.


Las Etapas

 

En esta ocasión nos toca hacerlo a pie y os tenemos que decir que hemos disfrutado de lo lindo con la gran multitud de alicientes que presenta este itinerario.

Mirador
Mirador de la Playa del Silencio

Te puede interesar

Las primeras 7 etapas del recorrido nos irán conduciendo por la preciosa rasa costera asturiana, salvando una variada gama de cuencas fluviales que hacen del perfil un auténtico tobogán de subidas y bajadas.

Vistas a San Martín de Luiña
Vistas a San Martín de Luiña

Afortunadamente no se alcanzan alturas elevadas aunque al final de las jornadas los esfuerzos pesan.

Algunas de estas cuencas son protagonizadas por ríos de renombre como el Piles, Ría de Avilés, Nalón, Esva, Negro, Navia o Eo, entre otros, y en cuyas orillas se han desarrollado importantes núcleos que son patrimonio de la historia  de este Camino como Gijón, Avilés, Navia, Luarca, Ribadeo.

Las Letronas
Las Letronas de Gijón

Todo el litoral asturiano es una maravilla, salpicado por un lado de bonitos arenales entre los que destacamos las Playas de San Lorenzo, Salinas, Concha de Artedo, Silencio, Ballota o Peñarronda.

Playa de Peñaronda
Playa de Peñaronda

Por otro lado, descubriremos coquetos y turísticos pueblos ligados a la pesca y a la ganadería como Muros de Nalón, Cadavedo o Tapia de Casariego.

Vistas al Valle del Río Esva
Vistas al Valle del Río Esva

En Ribadeo, etapa 8, entramos en Galicia y mientras flanqueamos la Ría del Eo hacia el interior nos vamos despidiendo del litoral para introducirnos en los parajes rurales que se diseminan por los extensos valles que nos esperan.

Celeiros
Celeiros

La ganadería es parte del gran motor económico de las comarcas por las que transitaremos, como La Mariña, Meira, Tierra Llana (Terra Chá), Tierra de Melide, Arzúa y Santiago.

El clima y la orografía benefician a este sector, aparte de la transformación que ha hecho el hombre sobre el terreno para adaptarlo a sus necesidades. Así que no faltarán grandes extensiones de verdes prados con pastizales y cultivos de maíz.

Entre las localidades más destacadas en este ramal encontramos Lourenzá, MondoñedoSobrado dos Monxes, lugares emblemáticos de este Camino del Norte que dejan su impronta con su patrimonio monumental.

Monasterio de San Salvador de Lourenzá
Monasterio de San Salvador de Lourenzá

Pero también existen otros pequeños núcleos y ubicaciones que añaden todavía más valor al itinerario, sobre todo por su patrimonio monumental. Covelas, Vilalba, Ponte Saa, Baamonde, San Alberte, Miraz A Igrexa se encuentran en este grupo.

Capilla de Santo Alberte
Capilla de Santo Alberte

Red de Albergues

La red de Albergues de esta parte del Camino del Norte nos ha sorprendido para bien. En general todos pasan con buena nota, aunque a decir verdad tampoco somos peregrinos muy exigentes.

Pensión Prada en Santa Marina
Pensión Prada en Santa Marina

Sin embargo sí hemos notado la limpieza y cuidados de los mismos así como las buenas atenciones de los hospitaleros.

Abeiro da Loba
Abeiro da Loba (Madelos)

Lástima que no pudimos dormir en el Albergue de Peregrinos del Monasterio de Sobrado dos Moxes -estaba a tope- pero nos hablaron de una fabulosa opción de alojamiento en Madelos: Abeiro da Loba.

Claustro de los Peregrinos
Claustro de los Peregrinos (albergue) en Sobrado dos Monxes

Mucho asfalto pero…

Sí, el Camino del Norte puede pecar de asfalto pero nos compensa con todos sus alicientes.

Hay que tener en cuenta que el trazado va navegando en paralelo a la dirección que sigue la Autovía del Cantábrico – en muchas ocasiones nos toparemos con ella – y en consecuencia a toda su red de carreteras nacionales y locales por las que se ramifica.

Valle del Nalón
Valle del Nalón con la infraestructura de la A8 cruzándolo

A partir de Baamonde – Etapa 11– la perderemos de vista pero ganarán protagonismo las pistas locales asfaltadas muy poco transitadas, lo que facilita el paso.

En Arzúa, ya en el Camino Francés, el viaje irá zigzagueando buena parte por la carretera N-547.

Cruce con la N-547 en O Castro
Cruce con la N-547 en O Castro

Con todo, hay que decir que también encontraremos buenos y bonitos tramos de tierra y zahorra que no dudaremos en disfrutar.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *